Programas de desarrollo

Los programas de Svalorna Latinamerika

Claudia Molina Vega y Nancy Purhuaya Caceres, Viraco, Perú. Fotografía: Julia Svanström

Claudia Molina Vega y Nancy Purhuaya Caceres, Viraco, Perú. Fotografía: Julia Svanström

Desde 2007, Svalorna Latinamerika tiene actividades en forma de programas que duran de cuatro a cinco años en cada país. Los países donde trabaja la organización son Bolivia, Nicaragua y Perú. El trabajo en el programa está enfocado hacia la misma meta, aunque las diferentes partes del programa pueden tener diferentes tipos de actividades. Algo principal sobre los programas es que tanto la planificación como la realización de las actividades deben ser fundados en los derechos y la participación del grupo meta. El grupo meta participa en las decisiones sobre la orientación y las actividades del programa para fortalecer la propia capacidad del grupo meta de promover cambio por medio de organización y educación.

Grupos meta

Los grupos meta de los programas son niños y jóvenes y, en el programa de Perú, también mujeres. Son nuestros grupos meta ya que han tenido por diferentes razones posibilidades limitadas de exigir sus derechos. Las actividades de los programas son ejercidas por las organizaciones de cooperación de Svalorna Latinamerika. Estas organizaciones tienen varios años de experiencia trabajando con los grupos meta del programa. Las organizaciones en cada país cooperan por medio de un consejo de programa, en el cual cada organización y Svalorna Latinamerika tienen su propio representante.

Albor se prepara para su actuación. Foto: Eva Vargas.

Albor se prepara para su actuación. Foto: Eva Vargas.

Los consejos de programa

Los consejos deciden sobre la división del presupuesto de cada programa, las estrategias de la ejecución de las actividades individuales y las actividades conjuntas como campañas. Svalorna Latinamerika tiene en cada país una oficina de programa con propios funcionarios – un representate del país y un economista/administrador – cuya tarea principal es apoyar y seguir las actividades del programa y representar a Svalorna Latinamerika hacia otras organizaciones e instituciones. Las oficinas de programa tienen también la responsabilidad de anualmente medir los resultados de las actividades.