El trabajo en Perú

Niños de Tipan realizan una manifestación para el medio ambiente. Fotografía: Lillemor Lind Alpstad

Niños de Tipan hacen una manifestación por el medio ambiente. Fotografía: Lillemor Lind Alpstad

La historia de Svalorna Latinamerika en Perú

Svalorna Latinamerika ha trabajado en Perú desde 1960 cuando los primeros voluntarios de Suecia llegaron en barco a Lima y comenzaron el trabajo en un hogar de niños/as que había sido abandonado. En el comienzo de los años 90, el trabajo fue mudado a la provincia de Arequipa en el sudeste de Perú y fue enfocado a los derechos de mujeres y niños/as y el desarrollo sostenible en las áreas rurales. Hoy en día trabajamos con estos temas en la zona de Castilla Media que está situada aproximadamente seis horas de la ciudad de Arequipa.

Porque se necesitan contribuciones en Perú

A pesar de un alto desarrollo económico, una disminución de pobreza y un incremento de trabajo, se puede ver hoy en día en Perú grandes diferencias entre ciudad y campo cuando se trata de cuáles toman parte en el desarrollo. En Castilla Media, donde trabaja Svalorna Latinamerika, muchas personas viven en pobreza, las escuelas tienen un bajo nivel de calidad de educación y las oportunidades de empleo para los jóvenes son escazas. Las pocas oportunidades obligan a los jóvenes a mudarse a ciudades cercanas para poder estudiar y conseguir trabajo. Las mujeres en las zonas rurales de Perú tienen tradicionalmente poca oportunidad de influir sobre su propia situación de vida, tanto en el hogar como en la Sociedad. En Castilla Media, la situación es similar a la del resto del país las mujeres son un grupo marginalizado cuando se trata de tomar decisiones y normalmente están limitadas a encargarse del hogar. Faltan oportunidades para que el grupo de mujeres se haga parte de la sociedad y que ellas mismas puedan decidir sobre su futuro. Además, las mujeres ganan mucho menos que los hombres y por eso ellas están en una posición de dependencia en relación a los hombres.

Planteado de aguacate. Foto: Timmy Burchard

Planteado de aguacate. Foto: Timmy Burchard

Otros problemas que hacen la vida difícil en las zonas rurales son los cambios notorios que causa el calentamiento global. En Castilla Media, la agricultura es dependiente del agua que proviene del glaciar Coropuna. Sin agua, la zona se secaría y no se podría vivir más ahí. En los últimos 50 años, Coropuna se ha ido derritiendo más y más rapidamente, lo que quiere decir que hay una gran necesidad de soluciones sostenibles para que la población pueda seguir viviendo en la zona.

Para que la población de Castilla Media no sea forzada a dejar sus hogares, se necesitan medidas para incluir a las mujeres y a los jóvenes en el trabajo de desarrollo de la zona. Para adaptarse a las nuevas condiciones causadas por los cambios climáticos, también es necesario cambiar el modo en que se emplea la agricultura, lo que en su turno da mejores posibilidades de ingreso.

 

P 080416 CM 2 JS 11Nuestro programa en Perú

Desde 2011, Svalorna Latinamerika ha implementado un programa de desarrollo rural (PDR) en Castilla Media, Arequipa. El desarrollo rural de la zona es importante ya que la mayoría de la población en Castilla Media se gana la vida en agricultura a pequeña escala y muchos viven en condiciones muy pobres (según las clasificaciones de UNDP, United Nations Development Programme, una gran parte de la población vive en pobreza extrema). En el programa de desarrollo rural se acaba de iniciar una nueva fase que se llama PDR III en la cual vamos a cooperar con los organizaciones Ceder y El Taller. Más información sobre el PDR III estará disponible en breve.

Sobre la fase anterior del programa (PDR)

PDR II tuvo tres partes: derechos económicos, aumento de la calidad de educación y participación de mujeres y jóvenes en los procesos políticos. Todas las partes son fundamentales para conseguir un desarrollo sostenible que incluye a todas las personas en la zona. La meta principal de PDR II fue que mujeres y jóvenes en pobreza de Castilla Media mejoren su calidad de vida y participen activamente en los procesos hacia el desarrollo sostenible, ejerciendo sus derechos económicos, sociales y políticos.

Dentro de la primera parte ”derechos económicos” se ha trabajado hacia la meta principal del programa mediante la fundación de varias organizaciones en las cuales mujeres han tenido puestos directivos. A través del PDR los participantes han aprendido métodos nuevos para el cultivo de la hierba y la palta, la apicultura y la cría de cuy, y cómo hacer su propio fertilizante orgánico. Durante los años que ha estado el PDR en Castilla Media, varias organizaciones han tomado la iniciativa de organizar días de mercado con el fin de promover sus productos y crear puntos de encuentro para las diferentes organizaciones de la zona.

Asociación de fruticultores ecológicos de Viraco

Asociación de fruticultores ecológicos de Viraco.

La segunda parte ”aumento de la calidad de educación” se dirigió a estudiantes, profesores/as y padres/madres y tenía como meta mejorar el acceso a una educación cualitativa para los niños, niños y adolescentes de la zona. A través de la creación de grupos de padres, asociaciones de estudiantes y otras instancias de formación querían fortalecer la posición de las escuelas en la sociedad y aumentar la calidad de la educación.

La tercera parte ”participación de mujeres y jóvenes en los procesos políticos” se enfocó en el derecho de mujeres y jóvenes a influir y participar en los procesos políticos para obtener un desarrollo sostenible en la zona. El PDR ha apoyado instituciones civiles, asociaciones y cooperativas en Castilla Media para que la población misma tenga mejores oportunidades a influir el desarrollo político de la zona. Al mismo tiempo, el PDR ha trabajado con autoridades locales y les ha ofrecido apoyo para que ellos tengan una mayor oportunidad de encontrar a socios para trabajar juntos hacia un desarrollo sostenible. El resultado de esto ha sido que ahora se organizan reuniones frecuentes en que las autoridades locales y la Sociedad civil discuten cómo van a trabajar juntos para un futuro sostenible.

Nuestras organizaciones de cooperación en Perú

Ceder ha trabajado en el país desde 1983. La organización identifica, construye y valida propuestas para un desarrollo sostenible para personas con baja calidad de vida pero con capacidad de iniciativa y potencial de desarrollo. Las áreas de prioridad son el desarrollo en las zonas rurales, el desarrollo en las ciudades y la descentralización de poder a nivel local y regional.

El Taller trabaja con un enfoque hacia el cultivo orgánico y al mismo tiempo con inovaciones nuevas de material y tecnología. El Taller también desarrolla las capacidades del grupo meta por medio de diferentes educaciones.